El año de Darwin.

Por Lorenzo Hernández • 1 ene, 2009 • Sección: El año de Darwin, Textos Originales

darwin young El año de Darwin.

Antes de nada, ¡feliz 2009!

Como ya todos sabréis este año es el año de Darwin. En 1859, tras 20 años de estudios minuciosos y reflexiones, Darwin publica El origen de las especies. Con los siguientes textos, correspondientes a un fragmento de su autobiografía y a otro de la novela El hombre sin atributos de Robert Musil, quiero hacer mi pequeño homenaje a este científico que cambió la historia de la humanidad, tanto la pasada como la futura.

El primer texto lo he elegido porque ¿qué mejor para describir a Darwin que él mismo? El segundo porque es una descripción muy acertada de lo que significa ser investigador; texto que se le puede dedicar a Darwin o cualquier gran científico o científica de la historia.

En la conclusión se la Autobiografía, afirma:

Mi éxito como hombre de ciencia, cualquiera que haya sido su alcance, se debe, a mi modesto entender, a todo un conjunto complejo de cualidades y condiciones diversas, entre ellas-las más importantes-el amor por la ciencia, mi paciencia sin límites para reflexionar largamente sobre un tema determinado, mi actividad observadora y recopiladora de hechos y, finalmente, una buena dosis de invención así como de sentido común. Dada la mediocridad de mis capacidades, es verdaderamente sorprendente que yo haya influido tan considerablemente en la opinión de los hombres de ciencia sobre algunos puntos importantes.

El hombre sin atributos, Robert Musil, 1930.

¿Podemos imaginar, por ejemplo, que el hombre poseerá todavía alma cuando la biología y la psicología hayan aprendido a entenderla, a tratarla en su conjunto? Sin embargo, ¡aspiramos a ese momento! ¡Todo está ahí! El saber es una actitud, una pasión. En el fondo, incluso es una actitud ilícita: como el gusto por el alcohol, el erotismo o la violencia, la necesidad de saber implica la formación de un carácter que ya no está en equilibrio. ES totalmente falso afirmar que el investigador persigue la verdad. Es ella quien le persigue; él la soporta. Lo verdadero es verdadero, el hecho es real independientemente del investigador: éste simplemente tiene la pasión; la dipsomanía del hecho determina su carácter y él se preocupa hasta la ansiedad por saber si sus constataciones engendrarán algo total, humano, cabal, o si engendrarán cualquier cosa. Es una naturaleza contradictora, sufridora y, sin embargo, extraordinariamente enérgica.

Más sobre Darwin: machismo y racismo; sistemas lamarckianos y azar; diferencias entre Darwin y Wallace; politizando la evolución; ¿creacionismo o evolución?

Fuente: Investigación y ciencia. Temas 54. Darwin.

pixel El año de Darwin.

Etiquetado con:

2 comentarios »

  1. CIENCIA FALSA

    En el siglo XVI se colocó la falsa piedra angular del edificio que hoy se denomina Ciencia. En su construcción participaron centenares de miles de obreros: unos buscando la gloria y otros recibiendo un salario. En su afán desmedido por buscar reconocimiento social, ninguno se percató de que el edificio se estaba levantando sobre arenas movedizas. El edificio gigante resplandecía, desde lejos, a los ojos de los hombres. Toda la Humanidad quedaba maravillada de la construcción. Pero, siempre hay un pero, un día alguien decidió entrar dentro del edificio para comprobar si la belleza de su interior se correspondía con la del exterior. Y cuando accedió al interior se dio cuenta de la realidad: el interior del edificio se encontraba repleto de andamios, vigas y soportes que mantenían en pie la estructura. Todo era un engaño para los observadores: la excelsa construcción no era más que fachada. El atrevido ciudadano comenzó a expresar que todo era falso y nadie le creyó. La maquinaria internacional de la falsedad mantenía oculta la verdad. Sin embargo la verdad científica está aquí…

    ¿Cuál es la verdadera respuesta a la “paradoja de Olbers”?

    ¿Por qué la falsa ciencia no reforma el sistema elíptico de Kepler conforme al movimiento peculiar del Sol?

    ¿Por qué se producen los retrasos diarios de la Luna?

    ¿Por qué existe una réplica a la tercera ley de Kepler?

    ¿Por qué las distancias estelares han sido enormemente dilatadas?

    ¿Cuál es la verdadera naturaleza de las estrellas, las galaxias y las nebulosas?

    ¿Qué es la Vía Láctea?

    ¿Qué es eso de la “materia oscura” y los “agujeros negros”?

    ¿Cuál es la causa que origina el “ciclo de Saros”?

    ¿Cuál es la causa de la precesión de los equinoccios?

    ¿Cuál es la causa de la aberración anual de la luz estelar?

    ¿Por qué se produce el “pastoreo” de Mercurio en sus tránsitos?

    ¿Cuál es la verdadera masa del Sol?

    ¿Por qué se dice que el universo se “curva”?

    ¿Por qué la velocidad de la luz en el vacío es muy superior a la establecida por A. Einstein?

    ¿Qué origina los tiempos luz a los astros?

    ¿Por qué no tuvo éxito el experimento de Michelson y Morley?

    ¿Qué es lo que causan los movimientos retrógrados?

    La verdad científica está aquí…pero nadie está dispuesto a descubrirlo. ¿A tanto alcanza la ceguera social?

    Antonio Ruiz Palacín
    http://cianciafalsa-religion.blogspot.com
    http://www.laultimateoriageocentrica.com

  2. Según entiendo de tu comentario ¿dices que la ciencia es falsa? ¿Arremetes contra el edificio que ha hecho progresar a la humanidad? ¿O lo he malinterpretado? No es que esté mal ir en contra de lo establecido, así es como se avanza, pero usando argumentos demostrables o, al menos, creíbles.

    En primer lugar, la ciencia, a pesar de lo que piense la mayoría de la gente, no busca la verdad. O dicho de otro modo, busca la “verdad más útil” para conocer el mundo que nos rodea. Lógicamente, la realidad científica va cambiando conforme el ser humano va conociendo más y más sobre ella.

    En segundo lugar muchas de las preguntas que propones están ya resueltas, curiosamente por la ciencia. Respondiendo rápido a algunas de tus preguntas:

    1. ¿Cuál es la verdadera naturaleza de las estrellas, las galaxias y las nebulosas? ¿Qué es la Vía Láctea?

    Creo que no hay ni que responderla, busca en los libros de primaria.

    2. ¿Qué es eso de la “materia oscura” y los “agujeros negros”?

    Esto sí que es un misterio, aún. Algo que resulta fascinante para los científicos de ahora. La ciencia nunca dirá que está todo descubierto. Menos mal, si no ¡qué aburrido sería el mundo!

    3. ¿Cuál es la causa de la precesión de los equinocios?

    La Tierra está inclinada unos 23.5º y como no es una esfera perfecta, debido a la gravedad del sol, gira como una peonza. Este fenómeno es lo que produce la precesión de los equinoccios. Y por cierto, es una de los argumentos para destrozar pseudociencias como la astrología ya que por este motivo los horóscopos van cambiando a los largo de los años.

    4. ¿Cuál es la verdadera masa del Sol? La verdadera será la última que se midió. Siempre teniendo en cuenta los errores que se producen en toda medición, algo intrínseco de la medida. Pero vamos, busca en la Wiki.

    5. ¿Por qué se dice que el universo se “curva”? La respuesta tienen un nombre Teoría de la Relatividad General (1916), del Albert Einstein.

    6. ¿Por qué la velocidad de la luz en el vacío es muy superior a la establecida por A. Einstein?

    ¿Cómo? ¿Quién se ha inventado esto? Además, la velocidad de la luz no la determinó Einstein.

    7. ¿Qué origina los tiempos luz a los astros?

    No entiendo la pregunta.

    8. ¿Por qué no tuvo éxito el experimento de Michelson y Morley?

    Porque no podía tenerlo ya que la velocidad de la luz es constante e independiente del observador y porque querían demostrar la existencia del eter, que no existe.

    Gracias a “la falsa piedra angular del edificio que hoy se denomina Ciencia” curamos enfermedades, podemos viajar a lugares antes imposibles en tiempos insospechados, nos podemos comunicar a una velocidad de vértigo, no pasamos frío en invierno ni calor en verano, tenemos cine, radio, ordenadores…en fin para qué seguir. En definitiva progreso.

    Un saludo.

Escribe un comentario