¿Cambian las encuestas la opinión de los votantes?

Por Lorenzo Hernández • 3 mar, 2009 • Sección: Hablar de Ciencia

20080217elpepivin 1 ¿Cambian las encuestas la opinión de los votantes?

“La civilización occidental está dominada por las ideas de números y medida” G.U.Yule y M.G. Kendall, Introducción a la estadística matemática, 1964.

Según la RAE una encuesta es “el conjunto de preguntas tipificadas dirigidas a una muestra representativa, para averiguar estados de opinión o diversas cuestiones de hecho.”

Realmente, una encuesta no miente a no ser que los encuestados mientan al responder, algo que es posible debido a varias causas (miedo, por ejemplo) y que se puede intentar adivinar si se hacen varias preguntas y no sólo una. Lo que sí se puede hacer mal es la extrapolación de la muestra recogida a toda la población, en el caso de las elecciones vascas y gallegas que acabamos de sufrir (porque lo de la política es ya un sufrimiento) lo que se intenta averiguar es la intención de voto. Pero no lo olvidemos, lo que los expertos hacen usando la matemática es una predicción, la cual se puede acercar más o menos a la realidad. Las encuestas electorales no predicen el futuro. El pronóstico electoral es un juicio probabilístico y la información va a acompañada de un margen de error, que es la amplitud dentro de la cual puede variar la estimación. La encuesta es una foto de un momento dado.

La siguiente cuestión estará más que estudiada (sobre todo por los amigos y amigas de Punset) pero no está de más preguntársela. ¿Puede la publicación de una encuesta en un medio de comunicación cambiar automáticamente los resultados que la propia encuesta a recogido? Sabemos de la física que al intentar estudiar un sistema producimos en él un cambio. Por ejemplo, si queremos ver un electrón hay que proyectarle luz por lo que cambiaremos su posición y velocidad; si le decimos a un grupo de alumnos que vamos ha hacer un experimento para comprobar su comportamiento en clase, dichos alumnos se comportarán de forma diferente que cualquier otro día, por lo que el estudio no reflejará lo que quiere medir; si quisiéramos estudiar la convivencia de diez personas dentro de una casa, éstas no debería de saber que están siendo grabadas porque se comportan de manera distinta al saber que están siendo observados por toda España (por desgracia). Del mismo modo, ¿puede que el hecho de publicar una encuesta en un medio de comunicación masivo cambie la opinión de personas indecisas que deciden en el último momento a que partido votar? Imagínense que estamos en la triunfadora película “¿Quién quiere ser millonario? (slumdog Millionaire)” y pedimos el comodín del público. Nosotros estamos dudando entre dos respuestas y los resultados son que el 80% del público ha votado la respuesta A y el 20% la C. ¿Por cuál nos decantaríamos? Si no tenemos ninguna pista de que la C  es la respuesta verdadera seguramente marcaríamos la A. ¿Qué ocurría si no tenemos claro a quién votar y una encuesta o un estudio de intención de voto predice que va a ganar el PSOE o el PP por mayoría absoluta? ¿Nos decantaríamos por lo que la mayoría de las personas han elegido como la respuesta correcta?

Claro está que las ideas no se cambia tan ligeramente como de respuesta de un concurso de televisión. La psicología del voto es más compleja ya que influyen más el candidato y su campaña electoral. Realmente lo que sí parece difícil es que alguien cambie de partido por las encuestas. Primero porque no tienen tanta presencia en los medios, segundo porque los ciudadanos desconfían mucho de las encuestas, tercero porque una vez que se han creído la encuesta deben de tomar la decisión de cambiar su voto y cuarto porque si la publicación de un estudio preelectoral modificara el resultado de una elección, la historia de las encuestas sería una catástrofe.

Para los políticos las encuestas tienen una función estratégica en la campaña electoral y no la de mera publicación mediática. La encuesta publicada tiene un efecto limitado. Además, la gente que menos interés tiene por la política (la mayoría), son los que menos ven los resultados de las encuestas y por lo tanto los que menos pueden ser influidos. Y no hay duda de que es la prensa o el canal de televisión el que más influye a la hora de interpretar un tipo de encuestas.

Así que las encuestas quizá sí influyan en el ánimo y la preferencia de los electores indecisos pero parece muy difícil que cambien la opinión del que tiene más o menos claro al partido que va a votar.

¿Qué sabéis del tema?

pixel ¿Cambian las encuestas la opinión de los votantes?

Etiquetado con:

Escribe un comentario