Las matemáticas pueden arruinarte la vida.

Por Lorenzo Hernández • 4 feb, 2010 • Sección: Vídeos

La verdad es que escuchándole dan pocas ganas de estudiar matemáticas.

Ángel Rodríguez, Catedrático de Análisis Matemático en la Universidad de Granada, afirma que las matemáticas que investiga o crea no sirven para nada en la vida real (aunque puede que en el futuro alguien le dé utilidad), y piensa que las matemáticas te pueden arruinar la vida ya que puedes pasar muchos años obsesionado con un problema y desatender otras facetas de la vida.

Además afirma, de un modo tajante, la dificultad casi absoluta de poder transmitir las matemáticas a la población en general por su dificultad conceptual, y asegura que esta asignatura es una de las más detestadas en el colegio debido a que la mente de los alumnos no esta aun lo suficientemente preparada para asimilarlas.

Ángel Rodríguez  cuenta con más de 35 años de experiencia en el mundo de las matemáticas. Prolífico creador de modelos matemáticos ha recibido una subvención para liderar un proyecto de excelencia que involucra a 28 investigadores de cuatro universidades andaluzas.

pixel  Las matemáticas pueden arruinarte la vida.

Etiquetado con: ,

5 comentarios »

  1. Lorenzo, lamento profundamente no estar de acuerdo con este señor (que dicho sea de paso no me dio clase…).

    Esta semana estoy viendo con mis alumnos de 3º ESO las sucesiones. He dado un enfoque distinto al de otros años, introduciendo como novedad el concepto de sucesión dada por recurrencia. Ha sido curioso ver como ellos solos, sin ayuda, han sido capaces de obtener el término general de la sucesión de Fibonacci, de dado el término general pedirme ellos el primer término para encontrar los siguientes.

    También he visto con sorpresa que varios alumnos que se perdieron la primera clase donde les explicaba los conceptos elementales y la terminología han sido capaces de afrontar con éxito las actividades propuestas en la segunda clase.

    Y la pregunta del millón: Maestro, ¿para qué valen las sucesiones?, que en su momento me valió la oposición, aún no ha aparecido. Cuando aparezca, les diré que los semáforos de los cruces están dirigidos por sucesiones de números, que controlan qué luz se enciende cada vez.

    Saludos, compañero.

  2. Yo tampoco estoy de acuerdo totalmente, aunque sí es verdad que el estudio de las matemáticas a su más alto nivel, donde se utilizan conceptos tan abstractos, sea mucho más difícil aplicarlas a la vida real. De ahí la importancia de la Didáctica que, en general, no usan los profesores universitarios.

    Y las matemáticas, como cualquier disciplina que requiera dedicarle muchas horas, pueden robarte tiempo para otras facetas de la vida: el amor, la amistad…

    Por cierto, algún día me podrías explicar lo de los semáforos jeje.

    Saludos, Miguel.

  3. Buenas.

    En primer lugar, enorabuena por el Blog, pues es la primera vez que escribo, y alguna vez habrá que felicitar al autor.

    En segundo lugar, decir que no comparto en absoluto la opinión de este señor. Es cierto que si te enfrascas en un problema y eres un apasionado del tema, puedes dejar desatendida tu vida cotidiana. Pero yo me hago la siguiente pregunta,¿vas a gastar más de 8 horas diarias en investigar? Por que 8 horas es una jornada laboral de un trabajador estandar. Puede que en días puntuales gastes más 12, 16… pero en general, no creo que trabajes más de una jornada laboral estandar. Y del obrero nadie dice que las obras te arruinen la vida….

    Por otro lado, el estudio de matemáticas en su más alto nivel no es cierto que no tenga nada que ver con la vida cotidiana. Puede que lo que esté desarrollando este señor, AHORA no tenga utilidad, pero vete a saber en un futuro.

    Pero en muchos campos las investigaciones punteras en matemáticas se aplican directamente a la vida real. Sistemas dinámicos, lógica difusa, investigaciones en espacios de funciones….

    De todas formas, y como matemático soy de los que piensan que las matemáticas no tienen por que tener un fin…

  4. Gracias por tus ánimos Beleragor.

    Yo creo que cuando alguien está obsesionado con un problema no deja de pensar en él, esté en su lugar de trabajo o no. Mucha gente no sabe desconectar del trabajo, algo que perjudica a su vida personal.

    Lo que dice Ángel Rodríguez es que lo que ha inventado él no tiene utilidad para la vida cotidiana, aunque matiza que en le futuro puede haber alguien que le de una utilidad. No sé cuáles son sus estudios.

    Muchas investigaciones teóricas, en matemáticas o física, rozan lo esotérico y en un principio no tiene aplicación directa. Cuando pasan los años alguien le puede dar un sentido práctico, o no.

    Creo recordar haber leído que Maxwell no visionó la utilidad que tuvo la unificación de la electricidad y el magnetismo, y hoy es lo que domina toda la economia y la tecnología del mundo. Su estudio fue matemático pero no vio la aplicación de la dinamo, por ejemplo.

  5. Creo que nuestro apreciable catedrático Angel Rodríguez no ha valorado lo privilegiado de sus capacidades.
    Pero así como el mejor cerebro no es precisamente del que más gana dinero, así, el mejor matemático, no necesariamente será el mejor pedagogo.
    Prefiero amar las matemáticas, pero más la física, que se ve más útil, pero se basa en los modelos matemáticos.
    Creo que los matemáticos estudian las estructuras numéricas, sobre las cuales otros construirán aplicaciones reales.

Escribe un comentario