Concurso de Docuciencia.es.

Por Lorenzo Hernández • 16 feb, 2010 • Sección: Blogs y Webs

Esta entrada es para participar en el concurso de Docuciencia.es y optar por uno de los dos jugosos premios que recibirán los ganadores. A ver si hay suerte.

Estamos viviendo una época en que la cantidad de oferta televisiva ha amentado de manera sorprendente pero que su calidad ha disminuido desesperadamente.  Una televisión repleta de programas del corazón, fútbol y política. La ciencia y la cultura no tienen cabida en el panorama televisivo actual. Es sabido que el cerebro presenta menos actividad viendo la televisión que durmiendo. La televisión, hoy más que nuca, nos desactiva e inhibe la imaginación y creatividad.

La mejor opción para despertar nuestra mente es hacernos con un buen libro. Sí, un libro. ¿Piensas que el libro, a diferencia del mp3 o la televisión, no produce sonidos e imágenes? Pues te equivocas. Es imposible leer sin oír las palabras en la mente y sin ver las imágenes que producen. Y con la ventaja de que son sonidos e imágenes propios, no inventados por otros. Las imágenes y el sonido que ofrecen todos los demás medios de entretenimiento son “congelados”, y tienen un nivel de detalle que mejora con el avance de la tecnología. El resultado es que los medios exigen cada vez menos del usuario. Incluso se insertan cuñas musicales y risas pregrabadas para facilitar determinadas emociones en el cliente sin esfuerzo de su parte. La persona a quien le cuesta leer (y a la mayoría le cuesta) recurrirá a estos productos “congelados”, y seguirá siendo un espectador pasivo.

La palabra impresa, por el contrario, presenta un mínimo de información. Todo lo demás tiene que ponerlo el lector: la entonación de las palabras, la expresión de los rostros, la acción y el escenario han de ser extraídos de estas sartas de símbolos en blanco y negro. El libro es una empresa compartida entre el escritor y el lector, como ninguna otra forma de comunicación puede serlo. Por este motivo siempre el libro es mejor que la película.

Pero en la vida siempre existen puntos intermedios. ¿Qué hacer cuando uno llega a casa, cansado de un largo y duro día de trabajo?

¡Qué pereza da empezar un libro! Con lo que me gusta leer, y no tengo tiempo. Y además, esta noche no ponen nada divertido en la tele.

Le doy una opción. Métase en Docuciencia.es y podrá ver interesantes documentales sobre diversos temas científicos.

¿Pero eso no es como ver la televisión?

No. Los documentales de Docuciencia, previamente seleccionados por los autores (un trabajo menos para el usuario), siempre te harán cuestionarte cosas nuevas, reflexionar sobre el mundo que nos rodea y el universo en que vivimos, te explicarán por qué ocurren las cosas. e incluso, cambiaran tu forma de ver la realidad y a ti mismo. ¿Hace esto la televisión?

Docuciencia es una opción intermedia entre leer y ver la televisión. La mejor opción cuando está demasiado cansado para leer, pero no quiere acostarse sin saber algo nuevo. Y la mejor opción, por supuesto, para los que nos apasiona la ciencia, tanto escrita como en imágenes.

pixel Concurso de Docuciencia.es.

Escribe un comentario