Cuando te falten palabras…pon números.

Por Lorenzo Hernández • 5 nov, 2010 • Sección: Curiosidades, Hablar de Ciencia

20070713165919 calvos Cuando te falten palabras…pon números.

En muchas situaciones en la vida se es o no se es. Se es un árbol o no se es un árbol, no se suele aceptar que algo sea un árbol en, digamos, un treinta por ciento.

Pero en muchas otras existen casos intermedios. Un virus desde un punto de vista es un ser vivo y desde otro punto de vista no lo es. Un ejemplo clásico empieza con la pregunta ¿qué significa ser calvo? Una cabeza sin un solo pelo es la cabeza de un calvo. Y una cabeza con una larga melena es de un no calvo. Supongamos ahora que empezamos a arrancar cabellos, uno a uno, al no calvo. La pregunta clave es: ¿en la eliminación de exactamente qué cabello se transitó de un estado a otro? ¿Dónde está la frontera nítida entre la no calvicie y la calvicie? El lenguaje no tiene suficientes palabras para definir todos los grados de calvicie (aunque sí determina tipos de alopecia).

Para describir todos los grados de calvicie tendríamos que inventar una palabra para cada estado nuevo al arrancar un nuevo pelo o, al menos, al arrancar una cantidad de pelos cuya diferencia sea notable al estado anterior.

Pero cuando nos faltan palabras para describir algo podemos usar números. No podríamos dar una cifra exacta de cuantos pelos tiene una cabeza porque, entre otros inconvenientes, se nos irían cayendo conforme vamos contando. Pero podemos hacer una estimación suponiendo ciertas cosas (como se hace siempre en física) y haciendo el siguiente cálculo:

consideramos la cabeza una esfera, medimos su diámetro, calculamos al superficie del cráneo (que es la cubierta de pelos y que podemos considerar algo más de la mitad de la misma) y observamos la concentración de pelos por unidad de superficie (pudiendo tomar por ejemplo 1 pelo por mm2).

Podríamos hacer un promedio de cuántos pelos tiene una cabeza humana y calcular el porcentaje de calvicie conforme se van arrancando pelos. Supongamos que tenemos 150.000 pelos. En el estado inicial tendríamos el 100% de nuestro pelos. Si quitáramos un pelo nos quedarían 149999 pelos y tendríamos el 99.99933 % de los pelos. Cuando nos quedasen, por ejemplo, 64523 pelos, tendríamos el 43,01533 % de los pelos. De este modo, tengo siempre un número para definir cualquier estado de calvicie. Aunque con tan sólo el número no estoy describiendo la zona donde se sufre alopecia. Pero esto es tan sólo un ejemplo para llamar la atención sobre la importancia de los números en nuestra vida.

En la vida cotidiana todos diferenciamos a un calvo de un no calvo y a los que están de camino.

pixel Cuando te falten palabras…pon números.

Etiquetado con:

Escribe un comentario