Dada una causa no se produce el mismo efecto: ésta fue la verdadera revolución de la mecánica cuántica.

Por Lorenzo Hernández • 10 nov, 2010 • Sección: Hablar de Ciencia

forges Dada una causa no se produce el mismo efecto: ésta fue la verdadera revolución de la mecánica cuántica.

La mecánica cuántica fue una revolución científica que trastocó todas las ideas sobre el comportamiento de la naturaleza. La mecánica cuántica ha sido y sigue siendo un triunfo para la explicación de los fenómenos que ocurren a escala microscópica. Pero este triunfo tuvo un costo enorme. La mecánica cuántica desafió una de las ideas más fundamentales de todas: la relación entre causa y efecto.

En la física aristotélica cada movimiento tenía que tener una causa inmediata. Se necesitaba un impulso para mantener algo en movimiento. En la física newtoniana el movimiento ya no necesitaba de una causa pero cada cambio en el movimiento sí la necesitaba. Sin embargo, en la física cuántica dada una causa no siempre se produce el mismo efecto. Esta fue la verdadera revolución y el verdadero abandono de las ideas que fundamentaban la física clásica.

Los resultados de un conjunto dado de circunstancias no están completamente determinados. Hay resultados alternativos posibles. Sólo están determinadas con precisión las probabilidades de las alternativas.

La falta de determinismo es realmente revolucionaria.

pixel Dada una causa no se produce el mismo efecto: ésta fue la verdadera revolución de la mecánica cuántica.

Etiquetado con:

Escribe un comentario