¿Cómo motivar a los alumnos para aprender ciencia?

Por Lorenzo Hernández • 30 ago, 2011 • Sección: Enseñanza

chiste aula virtual ¿Cómo motivar a los alumnos para aprender ciencia?

Estamos a pocos días de empezar un nuevo curso y los docentes nos enfrentamos, una vez más, al reto de motivar al alumnado nuevo que se nos presenta. Tema, el de la motivación, esencial para que el aprendizaje fluya correctamente en el aula.

¿Imaginan que un pescador pusiera como carnada un trozo de solomillo a la pimienta porque es su plato favorito? ¿O un trozo de lechuga porque es vegetariano? El fracaso estaría asegurado, ¿verdad? En cambio, poniendo lombrices, plato poco común en la mesa del pescador, el resultado mejora ya que le está dando al pez lo que le gusta.

Hoy día tenemos en la enseñanza de la ciencia (y de cualquier asignatura) un grave problema de motivación. Parece ser que el alumnado de hoy tiene poco interés por el conocimiento, por el esfuerzo intelectual o la educación en general. Entramos en un círculo vicioso en el que los alumnos no aprenden porque no están motivados, pero a su vez no están motivados porque no aprenden (“No hay nada más motivador que aprender y ser consciente de ello“, Jiménez Liso).

La motivación no es sólo responsabilidad de los alumnos (que sigue siéndolo) sino también un resultado de la educación que reciben. Como indica Claxton (1984) sería más adecuado pensar en la motivación en términos “newtonianos”, y decir que el problema no es que los alumnos no se muevan, sino cambiar su “cantidad de movimiento”. Lo que le sucede a muchos alumnos-como nos sucede a nosotros- es que se dejan llevar por la inercia de no cambiar. Los alumnos están motivados pero se mueven para cosas diferentes y en direcciones distintas a las que pretenden los profesores.

La motivación puede ser extrínseca, ajena al propio conocimiento científico: aprobar el examen, una bicicleta, un viaje a Londres… De esta manera, lo que mueve al alumno no es aprender ciencias sino aprobar o no. Mover al alumno por razones extrínsecas requiere un sistema de recompensas y castigos. Este tipo de motivación no nos asegura que el alumno siga interesado en la ciencia después de aprobar o después de acabar sus estudios. Recordemos que más importante que lo que aprenden en el colegio e instituto, es la motivación por seguir aprendiendo después de dejar los estudios, de seguir planteando preguntas y no perder la curiosidad.

La verdadera motivación por la ciencia es descubrir el interés, el valor, que tiene acercarse al mundo, indagando sobre su estructura y naturaleza, descubrir el interés de hacerse preguntas y buscar las propias respuestas. En este caso el valor de aprender es intrínseco a lo que aprende, y no ajeno a ello. Este es el tipo de motivación que predomina en el contexto informal (jugar al tenis, clases de baile o navegar por la red). Para fomentar el interés intrínseco debemos de partir del interés de los alumnos, buscar la conexión con su mundo cotidiano, pero con la finalidad de transcenderlo, de ir más allá, e introducirles, casi sin saberlo, en la tarea científica.

TIPOS DE MOTIVACION thumb 500x205 ¿Cómo motivar a los alumnos para aprender ciencia?

Otra forma de mejorar la motivación, además de cambiar el valor de las tareas, es aumentar las expectativas de éxito de los alumnos en las tareas. La motivación no sólo es causa, sino también consecuencia, del aprendizaje. Sin aprendizaje tampoco hay motivación. Si, a pesar de esforzarse, el alumno tiene la expectativa de que no va  aprobar o aprender nada (dependiendo de sus metas), difícilmente se esforzará.

En la enseñanza, solemos cometer el error de ofrecer al alumnado un producto que no les interesa por el solo hecho de que nos gusta a nosotros. Es importante saber lo que le gusta a alumnado para poner la carnada adecuada y piquen el anzuelo.

Ánimos compañeros para empezar, al menos nosotros, este curso motivados.

Fuente consultada: Aprender y enseñar ciencias. J.I. Pozo. M.A. Gómez Crespo.

pixel ¿Cómo motivar a los alumnos para aprender ciencia?

Etiquetado con: ,

5 comentarios »

  1. [...] ¿Cómo motivar a los alumnos para aprender ciencia? http://www.cienciaonline.com/2011/08/30/¿como-motivar-a-los-alum…  por kylian hace nada [...]

  2. Muy buen post. Estamos totalmente de acuerdo.

  3. Gracias. Ahora que está dicho hay que ponerlo en práctica que es lo difícil.

  4. [...] Tengo que intentar despertar en ellos la verdadera motivación por la ciencia, la de descubrir el interés, el valor, que tiene acercarse al mundo, indagando sobre su estructura y naturaleza, descubrir el interés de hacerse preguntas y buscar las propias respuestas. Ver ¿Cómo motivar al alumando para aprender ciencia? [...]

  5. Al parecer la motivación es también una interpretación personal, pues es difícil saber que le motiva a una persona hacer lo que hace. En cuanto a la clase puedo decir que desde un principio es lo contrario de lo que se considera una motivación ya que los alumnos están en contra de que se les obligue a mantener la atención en algo que no les agrada. Una manera de enseñar cualquier materia es hacer que los alumnos vean al maestro como una persona confiable para entablar un diálogo, si esto se logra es posible tener su atención aunque sea por 15 minutos (suficientes para dar las indicaciones de trabajo y aprendizaje) y después permitirles autonomía para evitar se sientan recluidos en el aula.

Escribe un comentario