¿Por qué no existen los fantasmas?

Por Lorenzo Hernández • 10 dic, 2013 • Sección: Curiosidades, Preguntas con Respuesta, Pseudociencia

70273 944 538 ¿Por qué no existen los fantasmas?

Resulta paradójico que en el momento histórico de mayor desarrollo científico, cuando mejor entendemos lo que ocurre a nuestro alrededor, aún haya personas, personas de todas las edades, que creen en la existencia de fantasmas y demás seres del más allá. Mi experiencia con el alumnado me confirma que es muy difícil luchar contra las creencias sobre fenómenos paranormales, fantasmas y demás charlatanería. Simplemente porque otorgan más autoridad a la persona que les cuenta que pasó tal cosa extraña inexplicable o porque son aficionados a programas como Cuarto Milenio. Por mucho que se les argumente, incluso con una explicación científica del fenómeno (puede ser un efecto óptico o atmosférico, por ejemplo), siempre su creencia en lo que le contaron que ocurrió suele ser superior. Lo más que se puede hacer es enseñarles ciencia, cómo la ciencia realiza descubrimientos sobre la realidad y que sean ellos los que pongan sus creencias en duda.

Uno de los argumentos (falaces) más comunes de la gente que defiende este tipo de fenómenos es usar la propia ciencia para defender sus tesis. Uno de los más comunes es el siguiente:

En muchas ocasiones, los científicos pensaron que algo era imposible y luego se logró”. Leyes y teorías antiguas tomadas como verdaderas hoy día se consideran que no son correctas. ¿Acaso no es posible que existan los fantasmas y que la ciencia aún no haya podido estudiarlos?

Los más aventurados son capaces de usar la física cuántica o el uso de once dimensiones que usan algunos físicos teóricos para cuestionar si no puede existir otro universo paralelo que de vez en cuando interactúa con el nuestro. Es más, los mismos científicos también usan los conceptos universo paralelo o dimensión extra, y son reconocidos por la comunidad científica. ¿Qué diferencia hay?

En este tipo de argumentos se cometen errores graves por dos motivos: ignorancia de cómo avanza la ciencia y extrapolación de fenómenos a distintas escalas.

Ignorancia de cómo avanza la ciencia.

Ninguno de los “estudiosos” de fenómenos paranormales supera en imaginación y creatividad a los científicos. Los científicos que trabajan en la frontera del conocimientos deben estar preparados para fenómenos sorprendentes (incluso más que los inventados por charlatanes) y abandonar o ampliar teorías que hasta el momento ellos mismos consideraban correctas. Esto ha ocurrido en la historia de la ciencia y seguirá ocurriendo. Por ejemplo, hoy sabemos que las leyes de Newton son correctas a escalas intermedias. No se pueden aplicar al mundo atómico ni a grandes escalas del universo. En el mundo microscópico se usa la física cuántica y a escalas del universo la relatividad de Einstein. A grandes velocidades tampoco nos sirven. Por tanto, las leyes de Newton son una aproximación muy buena una escala intermedia (escala humana o sistema solar) pero eso no quiere decir que sean falsas. De hecho funcionan muy bien.

Este avance de la ciencia puede servir como arma arrojadiza a los que la usan para argumentar que, al igual que las leyes de Newton estaban equivocadas, las leyes actuales de la ciencia no pueden explicar los fenómenos paranormales que dicen haber experimentado ciertas personas. Esto es una error, veamos por qué.

Las leyes de Newton no estaban equivocadas, de hecho hoy se siguen usando a nuestra escala. Era la mejor explicación a los fenómenos mecánicos que se podían observar en la época. En la época de Newton era imposible explorar distancias muy pequeñas o muy grandes, o energías o velocidades extremadamente altas. De hecho, la mecánica acababa de nacer, era todavía un bebé. Es como pedirle a un bebé de cuatro meses que empiece a hablar. Los científicos han encontrado leyes y teorías que amplían las de Newton cuando han podido explorar el universo de lo muy grande o de lo muy pequeño, y han podido, al menos concebir, velocidades tan elevadas como la de la luz. Nuestro conocimiento, en parte, está limitado por la tecnología y por el conocimiento de una determinada época. Newton no podía haber descrito las leyes de la física cuántica ni la relatividad porque estaban muy lejos de su alcance (y de cualquier científico de la época). Además, es falso que las leyes de Newton son erróneas. La relatividad de Einstein no anula las leyes de Newton sino que se aplican a un campo más amplio, siendo las de Newton una aproximación muy buena cuando estudiamos fenómenos a velocidades pequeñas y escalas intermedias. Es como decir que el primer ferrocarril no estaba bien construido porque hoy día construimos trenes que levitan y que van muchos más rápido. Una nueva teoría debe explicar nuevos fenómenos pero también los ya descritos. La relatividad de Einstein debe de coincidir, y de hecho lo hace, con la descripción newtoniana cuando se aproxima a escalas intermedias.

Por ejemplo, al contrario que Newton, Einstein predijo que la masa no es una constante sino que depende de la velocidad con que se mueva un objeto respecto de otro. Su expresión matemática es:

 ¿Por qué no existen los fantasmas?

Esta ecuación predice que la masa de un objeto aumenta en relación a su velocidad. Si la velocidad llegara a la de la luz (300000 Km/s aprox.), el cociente v2 /c2 sería 1, por lo que tendríamos que dividir la masa por cero, y obtendríamos una masa infinita. Sin embargo, si hablamos de velocidades pequeñas (100 km/h, 300 km/h o 45000 km/h) el cociente será prácticamente cero y la masa se dividirá entre 1, por lo que ambas masas serían iguales, tal y como predecía Newton. Igual ocurre con el tiempo, la velocidad o la longitud.

Por tanto, los científicos han descubierto nuevos fenómenos, en ocasiones desconcertantes y diferentes a nuestra experiencia cotidiana, cuando han explorado situaciones anteriormente imposibles, no han descubierto fenómenos totalmente distintos a nuestra escala.

Fenómenos a distintas escalas.

Los más aventurados usan los fenómenos de la física cuántica o el usos de dimensiones extra de los físicos teóricos para intentar argumentar fenómenos paranormales. En esta ocasión cometen un error de escala. Todos los fenómenos exóticos que ocurren a escala microscópica no ocurren a escala macroscópica porque si fuera así ya los hubiéramos detectado y estudiado, mucho antes que los primeros. Si existen dimensiones extra deberán ser minúsculas y estar muy curvadas, u ocultas a la vista de alguna forma. Los científicos hablan de dimensiones extras pero no se refieren a escala macroscópica. Y cuando hablan de universos paralelos o la existencia de otros universos se refieren a escalas muy grandes, más elevadas que nuestro propio universo.

Además, se intenta confundir al usar terminología científica y darle un significado totalmente distinto al científico. De esta manera, parece que el argumento tiene rigor.

En definitiva, no es que los científicos no puedan imaginar mundos desconocidos donde ocurren fenómenos sorprendentes, sino que buscan estos fenómenos a escalas muy grandes o muy pequeñas, no a nuestra escala. Si dichos fenómenos existieran a nuestra escala ya lo hubiéramos descubierto y descrito.

Para visualizar este artículo en pdf pincha aquí.

pixel ¿Por qué no existen los fantasmas?

Etiquetado con:

5 comentarios »

  1. En efecto. Da esperanza ver que hay personas con razón y sentido de la realidad. Saludos.

  2. Gracias! :) ..Donde Te podemos Seguir?!..

  3. Wauuu… amigo parece que crees saberlo todo como para afirmar que los científicos que creen en mundos o universos paralelos están equivocados … de echo es una idea errónea decir que las teorías actuales de la física a desterrado a las teorías retrospectivas de la misma …… pero ¿quien sabe si a las teorías actuales de la física les falta complementar ? O tu crees que la ciencia ya dio su veredicto final ………………………………………………………………
    y si quieres saber si existe un mundo paralelo porque no te haces un viaje astral; con esto no involucro a la religión de echo no lo soy …….. o que explicación le darías a ello….

  4. Jeiner, creo que, según tu comentario, has entendido mal el post. En ningún momento digo que los científicos que hablan de universos paralelos están equivocados sino que los universos paralelos de los científicos son distintos a los “universos paralelos” de los charlatanes.

    Además, argumento precisamente que las teorías científicas se van corrigiendo y, por tanto, las actuales también se corregirán o se ampliarán. Lo que digo es que si existieran universos paralelos a nuestra escala seguramente ya los hubiéramos descubierto ya que es una escala que conocemos bastante bien. Que puede que existan pero no nos demos cuenta…pues sí, al igual que puede existir, yo que sé, cualquier cosa inventada, pero parece, por ser suave, muy improbable.

    Me abstengo de hablar de los viajes astrales por la temática del blog.

    Saludos.

  5. Hola he llegado hasta aquí porque desde hace mucho tiempo he sentido inquietud por saber de algún estudio científico serio que aborde esta temática, verás mi campo ocupacional no tiene relación con la ciencia, por lo tanto las especulaciones que afirman la existencia de entes rigiéndose por números como las que los desmienten basándose en otros números por ahora no me dicen nada, solo me encuentro con falta de seriedad, miopía y arrogancia (tal vez miedo disfrazado de arrogancia). No soy una persona religiosa ni nunca me han preocupado las cosas “espirituales” ligadas a estas prácticas, sin embargo hace años tuve una experiencia realmente extraña tras la muerte de un conocido (no guardaba un vinculo emocional con el). No fue un hecho aislado sino que fue una cadena de sucesos físicos “demasiado parecidos a coincidencias ” que vivimos varias personas durante un período que se extendió durante unas dos semanas transcurrida su muerte y que culminaron con un “despliegue de ultrasonido y ondas electromagnéticas” frente a mi y la prima del difunto. Verás, se que hay mucha charltanería en esto o mucha sugestión, pero a veces , tal vez en ocasiones muy raras, pasan cosas que ninguna calculadora puede explicar, porque no son uno ni dos sucesos físicos aislados, sino que son bastante más (y con un sentido), presenciados por más de una persona. Como te dije anteriormente no soy hombre de ciencia, pero exponiendo mi ignorancia la única explicación que se me viene a la mente es pensar en dimensiones paralelas, dudo que alguien pueda comunicarse con ellas o abrir portales. Si eso existe dudo que se pueda controlar, tal vez como mucho llegar a medir si alguien trabajase en serio en ello, pero por ahora no creo que el mundo pueda ser explicado de forma fiable con nuestros conocimientos actuales. Creo que la ciencia puede hacer mucho si aprende un poco de humildad para ver el mundo desde una perspectiva que sea capaz de ponerla en una situación incomoda, mientras tanto yo seguiré pensando es ese fantasma.

Escribe un comentario