Espías del universo

Por Lorenzo Hernández • 13 dic, 2007 • Sección: Hablar de Ciencia

universo Espías del universoFilosofemos.

“Si deseamos comprender la naturaleza del universo, poseemos una ventana oculta: nosotros mismos somos pequeñas porciones del propio universo, de modo que llevamos dentro de nosotros la respuesta”.

Jacques Boivin, the Herat single field theory.

Y es que cada uno de nosotros somos una ventana única a través de la cual el universo puede explicarse. Los seres humanos somos los únicos seres vivos, de los hasta ahora conocidos, que son capaces de ir destripando los misterios del universo. Somos la forma en que el universo se explora a sí mismo. ¿No podría ser la vida el instrumento que utiliza el universo para comprenderse a sí mismo?

Cada ser vivo es diferente a otro. No vemos los colores iguales, incluso hay diferencias entre nuestro ojo derecho e izquierdo, no tenemos la misma sensibilidad en la piel ni percibimos los sabores y olores de la misma manera. Cada cerebro es distinto, no hay dos cerebros iguales, las conexiones entre las neuronas son diferentes en todos los seres humanos. Cada uno de nosotros somos pequeños objetivos por lo cuales espiamos la realidad utilizando nuestros limitados cinco sentidos. Aunque no entendamos de física, de química, de matemáticas, de biología, de arte, de literatura, etc, cada ser vivo del planeta tiene una visión única del universo. Quizá la diversidad de las especies sea la estrategia más fiable para que, entre las múltiples posibilidades aparezca una que sea capaz de descifrar la clave para explicar cómo funciona el universo. ¿Qué sentido tienen todos los planetas, cometas, estrellas, asteroides si nadie los puede ver?

Cuando pensamos en el universo solemos mirar a las estrellas y pensar que es algo que está ahí fuera. No consideramos nunca que nosotros somos parte del universo y entendernos a nosotros mismos es también comprender parte del universo.

En muchas ocasiones se dice que la ciencia consiste en abrir un puerta de una habitación donde hay otras tres puertas. Abres una de esas tres puertas y nos lleva a otra habitación con otras tres puertas. Es decir, por cada pregunta que resolvemos, o por cada puerta que abrimos, en la ciencia surgen múltiples preguntas o puertas más. Esto ocurre porque nosotros preguntamos al universo pero él no nos contesta. Nosotros respondemos a la pregunta con los resultados experimentales que obtenemos. También se suele decir que hablar solo no es de locos, uno empieza a estar loco cuando empieza a contestarse. Quizá si preguntamos y obtenemos respuestas del universo lo que estamos haciendo es preguntarnos y respondernos a nosotros mismos. Algo de locos tenemos. Quizá seamos los ojos, la nariz, la piel, la boca y el oido del universo. ¡Qué responsabilidad!

Pero no lo olvide, emulando a Anthoni Blake (“todo lo que acaba de ver es producto de su imagniación”), todo lo que acaba de leer es producto de la filosofía. La filosofía no pretende dar respuestas sino hacer reflexionar.

pixel Espías del universo

5 comentarios »

  1. el sueño es ver una filmacion de un bigban desde su inicio pancho ibañez ha mostrado es lo mas hermoso .somos seres cosmicos y brillantes y en la pagina he encontrado un respuest mas que me la quedo gracias por definirnos como realmente somos como dice pancho somos polvo de estrellas ana ibañez

  2. yo quiero se astronomo , ahora estoy aorrando plata para complarme un telescopio para ver el universo. yo digo el universo es genial y es fantastico e increible siempre e pesado ser el mejor astonomo del mundo y decubri cosas geniales.

  3. yo soy fanatico del universo

  4. soy estupedamente increible el universo lo que mas me toma la tecion es las estrellas son ermosas

  5. como puedo aser un dibujo con el univero,las constelaciones NO EL SISTEMA SOLAR

Escribe un comentario