La que armó Newton.

Por Lorenzo Hernández • 20 jul, 2009 • Sección: Hablar de Ciencia

eratostenes2 La que armó Newton.

Las leyes de Newton explicaban muchas cosas (las fluctuaciones de las mareas, los movimientos de los planetas, por qué las balas de cañón siguen una trayectoria determinada antes de precipitarse en tierra, por qué no nos vemos lanzados al espacio si el planeta gira bajo nosotros a centenares de kilómetros por hora) que llevó tiempo asimilar todo lo que significaba. Pero hubo una revelación que resultó casi inmediatamente polémica. Se trataba de la idea de que la Tierra no es del todo redonda.

Según la teoría de Newton, la fuerza centrífuga del movimiento de rotación debería producir un leve encogimiento en los polos y un ensanchamiento en el ecuador, que achataría ligeramente el planeta. Esto quería decir la longitud de un grado del meridiano no sería igual en Italia que en Escocia. La longitud se reduciría concretamente a medida que uno se alejase de los polos. Esto no constituía una buena noticia para quienes basaban sus mediciones del planeta en el supuesto de que éste era una esfera perfecta, que eran entonces todos. Hacía medio siglo que se intentaba calcular el tamaño de la Tierra, cosa que se hacía principalmente efectuando arduas mediciones. Esto era importante porque en la inmensidad del océano, un error mínimo de cálculo se magnificaba tanto que los barcos dejaban atrás a veces objetos del tamaño de las Bermudas (muy pequeñas al lado del océano) por márgenes grandísimos.

Ricard Norwood, matemático inglés, fue uno de los que intentó medir el tamaño de la Tierra. En 1637, se publicó y tuvo gran difusión la obra maestra de Norwood sobre navegación, The Seaman´s Practice (prácticas marítimas). El impulso por calcular la circunferencia de la Tierra paso a Francia. Allí, Jean Picard y, tras su muerte, Giovanni y Jacques Cassini obtuvieron un resultado que contradecía al de Newton. Es decir, la Tierra era más ancha, no en el ecuador, sino en los polos. Pero un segundo equipo francés había descubierto que el grado era en realidad mayor en los polos, como había pronosticado Newton. La Tierra tenía 43 kilómetros más medida ecuatorialmente que si se la medía de arriba abajo, pasando por los polos.

Otra cosa que Newton predijo fue que si se colocaba una plomada cerca de una montaña, se inclinaría muy levemente hacia ella, afectada por la masa gravitatoria, además de por la de la Tierra. Esto era más que un hecho curioso. Si medías la desviación con exactitud y determinabas la masa de la montaña, podías calcular la constante gravitatoria universal (es decir, el valor básico de la gravedad, conocido como G) y, con ella, la masa de la Tierra. Este honor se lo llevó Cavendish que con sus mediciones en 1797 calculó el peso de la Tierra con tan sólo un 1% de diferencia con respecto al dato actual: 5972,5 millones de billones de toneladas. Curiosamente esto no hace más que confirmar los cálculos que había hecho Newton 110 años antes que Cavendish sin ningún dato experimental.

Newton facilitó e hizo sencillo y comprensible muchas de las cosas que no se entendían en la época pero, a la vez, hizo ver, paradójicamente, que las cosas no eran tan secillas como parecían.

Un ejemplo más de que todas las ciencias están conectadas.

Fuente: Bill Bryson. Una breve Historia de casi todo.

pixel La que armó Newton.

Etiquetado con:

Un comentario »

  1. Si, la ley de Isaac Newton explicaba muchas cosas, ley cual estaba en principalmente y un basa de información muy útil y de la imaginación en el pensamiento de Einstein Alebert, yo apuesto a que ya, Einstein ha pensado muchos por teoría de ley universal de la gravedad de Isaac Newton, cual el einstein ha incluido alta velocidad de luz y dentro de esta teoría
    Asta Luego
    Floander emil Petre

Escribe un comentario