Los saltos tecnológicos son hechos incontestables.

Por Lorenzo Hernández • 26 ago, 2010 • Sección: Hablar de Ciencia

El fin último de la ciencia, a mi modo de ver, no es su utilidad tecnológica, pero uno de los mayores éxitos que tienen las teorías científicas es que se convierten en tecnología. Algún día las teorías de la ciencia podrás ser demostradas falsas, y lo serán seguramente, pero los saltos tecnológicos son hechos incontestables.

Las teorías astrofísicas, la aerodinámica o la bacteriología y la virología podrán corregirse algún día, pero mientras tanto a partir de ellas es posible poner en órbita satélites que realizan con exactitud lo que de ellos se espera, volar en avión a cualquier sitio de la Tierra en pocas horas y usar antibióticos para curar enfermedades infecciosas.

Si las teorías científicas pueden considerarse falsas en un futuro, los resultados tecnológicos constituyen los puntos fijos y, desde un determinado punto de vista, pueden ser considerados realmente “verdaderos”.

Quizá una buena manera de distinguir la ciencia de la astrología, la magia o la parapsicología, sea a través de los aspectos prácticos, los denominados saltos tecnológicos, ya que los descubrimientos y teorías falsas no permiten aplicaciones prácticas.

pixel Los saltos tecnológicos son hechos incontestables.

Etiquetado con: ,

2 comentarios »

  1. [...] por último, como indiqué en otro post (los saltos tecnológicos son hechos incontestables), aunque la ciencia pueda no llegar nunca a conocer la realidad tal como es, uno de los mayores [...]

  2. [...] por último, como indiqué en otro post (los saltos tecnológicos son hechos incontestables), aunque la ciencia pueda no llegar nunca a conocer la realidad tal como es, uno de los mayores [...]

Escribe un comentario