El celador y el cirujano.

Por Lorenzo Hernández • 5 oct, 2011 • Sección: Enseñanza

celado1 El celador y el cirujano.

Por favor, que no se me ofenda ningún celador, es sólo una historia para ejemplificar el valor del conocimiento.

Ahí va:

En un hospital, dos celadores estaban criticando al neurocirujano que trabajaba allí. No veían bien que cobrara tanto y que tan sólo trabajara dos o tres horas al día, lo que duraba una operación. El neurocirujano, que pasaba por allí, los oyó, y, educadamente, se acercó a ellos.

-¿Me dejan la camilla un momento, por favor? Preguntó el neurocirujano.

-Sí, claro. Respondieron los celadores.

El neurocirujano pidió a los dos celadores que le siguieran. Entró con la camilla al ascensor, pulsó el quinto piso y entró a la habitación correspondiente para colocar la camilla en su lugar. Una vez colocada la camilla, el cirujano dijo a los celadores:

-Yo ya he hecho su trabajo, ahora hagan ustedes el mío.

Con esta historia, donde podría haber contextualizado de forma diferente los personajes, quiero indicar que, aunque todos los trabajos son iguales de dignos y necesarios, en algunos trabajos se exige un nivel de conocimiento que ha tenido que ser adquirido previamente y que ha costado mucho esfuerzo, estudio y años de sacrificio. Y este conocimiento hay que valorarlo.

Saludos a todos los celadores que lean esto.

pixel El celador y el cirujano.

Escribe un comentario