Georges-Louis Le Sage: explicando la acción a distancia mediante el contacto.

Por Lorenzo Hernández • 14 oct, 2013 • Sección: Científic@s

Lesage Georges Louis Le Sage: explicando la acción a distancia mediante el contacto.

Todos sabemos la grandiosa obra que fue la ley de gravitación de Newton publicada en 1686. Explicó y unificó muchísimos fenómenos e inició el camino para el entendimiento del universo. Pero no fue aceptada por todos y como toda teoría nueva tuvo sus detractores. Había varios puntos que incomodaban a algunos:

  • La idea de una fuerza de atracción gravitatoria universal resultaba absurda ya que para ellos las substancias celestiales no estaban sujetas a las mismas leyes que la materia común.
  • La fuerza a distancia también era un problema: ¿Cómo un cuerpo podía, sin estar en contacto con otro, actuar sobre este último? ¿Cómo puede el Sol atraer a la Tierra desde una distancia de 150 millones de kilómetros? ¿Cómo sabe la Tierra a qué distancia se encuentra el Sol, cómo calcula la atracción que experimenta? Si nos paramos a pensarlo bien resulta extraño. Estamos acostumbrados desde que nacemos, pero si dejamos caer una piedra al suelo dicha piedra se mueve por “arte de magia”, es decir, la Tierra no entra en contacto con la piedra para moverla.
  • Que la interacción fuera instantánea también era un hecho misterioso.

Newton no supo responder a estas cuestiones y recibió numerosas críticas por introducir cualidades ocultas que Galileo había eliminado para fundar la ciencia moderna. Pero la gravitación de Newton funcionaba, estaba formalizada y proporcionaba explicaciones y predicciones cuantitativas, observables y repetibles. Parece indudable que todo se produce como si los cuerpos se atrajesen.

Hubo propuestas para explicar la atracción a distancia, como los vórtices de Descartes, pero no consiguieron justificar cuantitativamente la ley de Newton.

 Georges Louis Le Sage: explicando la acción a distancia mediante el contacto.

Georges-Louis Le Sage era un físico de Ginebra (1724-1803) que concibió un extraordinario esquema en el que explicaba la acción gravitatoria a distancia, curiosamente a través de acción de contacto. Este fue uno de los primeros intentos de explicar la acción a distancia y realmente no fue muy conocida y fracasó.

Le Sage suponía que el espacio vacío está recorrido en todos los sentidos por flujos de partículas ínfimas y sutiles, hasta el punto de que nuestros sentidos no son capaces de percibirlas. Estas partículas fueron llamadas por Le Sage “corpúsculos ultramundanos” que bombardeaban los cuerpos celestes y sobre ellos cae una auténtica lluvia de choques mínimos, pero muy numerosos.

350px Lesage1 Georges Louis Le Sage: explicando la acción a distancia mediante el contacto.

Sobre un cuerpo aislado, estos choques se compensan entre sí y su efecto total es nulo. Sin embargo, cuando hay dos cuerpos que se encuentran próximos entre sí, cada uno de ellos actúa como una pantalla para el otro e intercepta una parte del flujo de partículas. Así pues, los choques de los corpúsculos que llegan a la cara de un cuerpo opuesta a otro no serán compensados y su efecto acumulado equivaldrá a una presión. Los dos cuerpos no se atraen pero son empujados uno hacia otro.

Esta fuerza es proporcional al flujo ultramundano que intercepta, y aumenta a medida que se acercan entre sí los cuerpos. Es fácil deducir que dicha fracción es proporcional al ángulo sólido definido por el cuerpo que actúa de pantalla, es decir, que varía en función del inverso del cuadrado de la distancia. Por tanto, Le Sage no sólo consiguió “explicar” la llamada “atracción universal” de Newton, sino que dedujo de forma matemática precisa de su dependencia espacial.

Pero como he dicho, fue un fracaso y no muy conocida debido a que cometía bastantes errores, aunque La Sage los superó y que no fueron la razón por la cual dicha teoría fue rechazada.

  • Por ejemplo, para que la interacción dependiera de la masa y no de las superficies de los objetos La Sage supuso que dichas partículas eran detenidas dentro del planeta, por los átomos y, por consiguiente, de forma proporcional a su masa.
  • Si en vez de haber dos cuerpos hubiera tres alineados los efectos pantalla se compensaría y durante los eclipses se producirían perturbaciones muy importantes en la trayectoria de la Luna.
  • Y si los planetas se mueven el rozamiento debido al movimiento sería mayor en una parte del objeto que en otro.

Estos problemas también los subsanó añadiendo ciertas cualidades a las partículas mencionadas.

Realmente, en el siglo siguiente a su formulación no se planteó ninguna objeción de gran calado. Cayó en desuso y fue abandonada por razones de gusto y de estilo, y no de lógica o de experiencia.

Lo que ocurrió es que la teoría de La Sage fue olvidada por la aparición del concepto de campo, y el lento y progresivo fortalecimiento de su poder explicativo. Más tarde fue revisada rechaza por las matemáticas de la teoría cinética de los gases.

Conclusiones:

  • Nos puede parecer extravagante las cualidades de la teoría de Le Sage, pero no menos que el concepto de campo o de otras teorías que estudian los físicos teóricos (teoría de cuerdas) que hoy consideramos. En ciencia una teoría no se descarta por ser más o menos extravagante sino si explica y predice lo que describe.
  • Observamos un ejemplo de una teoría que no fue rechazada porque fue falsada sino porque otra nueva teoría la hizo olvidar o “le pasó por encima”.
  • Intuimos la dificultad de aceptar el concepto de interacción a distancia.
  • Y por último, analizamos una etapa en que la ley de gravitación de Newton fue discutida y nos sirve como ejemplo de discusión científica de una ley que se suele enseñar como si no hubiera habido controversia.

Fuente consultada: Conceptos contrarios o el oficio de científico. Jean-Marc Lévy-Leblond. Metatemas 70. 2002.

    pixel Georges Louis Le Sage: explicando la acción a distancia mediante el contacto.

    Etiquetado con: ,

    Un comentario »

    1. [...] Georges-Louis Le Sage: explicando la acción a distancia mediante el contacto http://www.cienciaonline.com/2013/10/14/georges-louis-le-sage-ex…  por equisdx hace nada Todos sabemos la grandiosa obra que fue la ley de gravitación de Newton publicada en 1686. Explicó y unificó muchísimos fenómenos e inició el camino para el entendimiento del universo. Pero no fue aceptada por todos y como toda teoría nueva tuvo sus detractores. Había varios puntos que incomodaban a algunos etiquetas: gravitación, newton, le sage negativos: 0   usuarios: 1   anónimos: 0   compartir:         window.___gcfg = {lang: 'es'}; $(function () { $.getScript("https://apis.google.com/js/plusone.js"); }); sin comentarios cultura, divulgación karma: 20 GA_googleFillSlotWithSize("ca-pub-8059464308672801", "link-468×60", 468, 60); [...]

    Escribe un comentario