Mis 3 preguntas y un pero a Walter Lewin.

Por Lorenzo Hernández • 27 feb, 2012 • Sección: Científic@s, Divulgación Científica, Libros

Por ir cerrando (por ahora) el tema de Walter Lewin, aquí os dejo las respuestas que me dio a mis tres humildes preguntas. Las respuestas no son literales porque, como buen profesor, es un gran orador y dice muchas cosas en poco tiempo. Espero no haber tergiversado sus palabras, para que no se enfade (ver Injusto titular de “El Mundo” (edición impresa) sobre Walter Lewin), y haber captado la esencia de sus respuestas.

1. A menudo los profesores creen que la ciencia cotidiana sólo sirve para motivar inicialmente a los alumnos y que luego empieza la “física de verdad”. ¿Cree que la física cotidiana y “divertida” puede permear a lo largo de todo el proceso de enseñanza/aprendizaje?

Claro, sólo tienes que ver mis clases. Muchos profesores, lo primeros días del curso, para que sus alumnos se apunten al curso de física, hacen muchos experimentos llamativos para hacerles pensar que va a se un curso de física entretenido. Pero luego son como todos. El experimento hay que realizarlo en el momento adecuado para explicar un fenómeno determinado de lo contrario carece de sentido.

2. Si ya los alumnos (y todos) podemos recibir las “mejores clases de física del mundo” en casa, ¿qué papel jugará o debe jugar el profesorado de ciencias hoy día?

Depende. Si un profesor es brillante y tiene recursos puede realizar buenas clases (como las mías). Si no, puede combinar. Si un profesor no tiene un péndulo tan grande como el mío (¡no todos tienen un péndulo de 5 metros en clase!) puede proyectar la parte en la que yo hago el experimento y luego plantear preguntas. Hoy día tenemos acceso a este tipo de recursos y podemos mezclarlos, pero lo importante es llamar la atención de los alumnos y que se hagan preguntas, incluso haciéndoles creer que tu vida peligra, como hago yo en un tema de electricidad y magnetismo.

(ver final del vídeo)


3. Continuamente me encuentro con alumnos que creen en fantasmas o que no aceptan la teoría de la evolución (incluso aunque les guste la ciencia). En el aula puedo demostrar ciertas cosas: la caída de un cuerpo, propiedades de la luz…pero no les puedo hacer, por ejemplo, ver que la evolución es real, es algo que ellos no pueden palpar o ver directamente. ¿Qué consejo me daría para “luchar” contra este tipo de creencias?

Esta respuesta la ha redactado estupendamente José Luis Blanco de Cienciaexplicada, así que la reproduzco tal cual.

“La gente religiosa está ciega” (“Religious people are blind”). Sencillamente, recomienda no perder energías en lo que considera es una batalla perdida. El tema deriva inevitablemente hacia:

Religión.

“Yo soy ateo, lo hago muy público y notorio”. Por eso, dice recibir frecuentes mensajes porFacebook incitándole a reconsiderarlo. Dice que incluso le han llegado mensajes defendiendo que “el Corán predice la expansión del Universo”, por lo que debería convertirse al Islam. “Yo les digo: ¿quién ha traducido esa versión del Corán? ¿Quién lo ha interpretado así? Y, si os venís una semana conmigo, os convertiré yo a vosotros en ateos”.

“Conozco a judíos ortodoxos que literalmente creen en los 40 años que el pueblo pasó atravesando el desierto… ¡¡pero si en media hora en el desierto estás muerto!!”. Igualmente, rechaza a quienes por convicciones religiosas rechazan a gays y lesbianas, pensando que son pecadores. “¡Pero si no son más que gente normal!”.

Por todo ello, concluye (¡por que se acaba el tiempo!): “La religión es un veneno. Si un niño se cría en un entorno religioso, el 99% seguirá toda su vida con esas ideas y no saldrá de ahí”.

Aún así, reconoce que obviamente no se puede demostrar la no existencia de muchas de las cosas de las que tratan las religiones, ya que ”la ausencia de evidencia no es la evidencia de la ausencia”.

Un pero.

Es difícil poner un pero al profesor de Física que todos hubiéramos deseado tener en la universidad. Tan sólo quiero comentar algunas cosas que dice con entusiasmo de sus experimentos. Me voy a centrar, por ejemplo, en el péndulo, que es uno de los más famosos y llamativos y el elegido para la portada del libro. En la entrevista hecha por “El Mundo” (edición impresa) Walter afirma:

entrevista walter lewin Mis 3 preguntas y un pero a Walter Lewin.

entrevista wlater lewin 2 Mis 3 preguntas y un pero a Walter Lewin.

entrevista walter lewin 3 Mis 3 preguntas y un pero a Walter Lewin.

Simplemente, me es difícil creer que los alumnos que son admitidos en el MIT, más allá de que se sorprendan y se diviertan con la demostración del péndulo, no sepan que su periodo no dependa de la masa, cosa que mis alumnos de 2º de bachillerato, espero, saben.

galileo05 Mis 3 preguntas y un pero a Walter Lewin.

Pero esto son cosas menores. Ojalá abundaran más los profesores como Lewin.

Un saludo a los blogueros que han compartido esta experiencia conmigo: Antonio (@aberronAmazings), Manuel (@CienciaKanija) y José Luis Blanco (@BlogCienciaExplciencia-explicada.com). Ha sido un placer conoceros. Y, por supuesto, gracias a la editorial Debate por esta iniciativa.

Os dejo la foto de familia y la firma del libro:

walter lewin Mis 3 preguntas y un pero a Walter Lewin.

A la izquierda Cienciakanija.com; a la derecha cienciaexplicada.com; y la que está a mi lado es la que me aguanta todos los días.

firma libro walter Lewin Mis 3 preguntas y un pero a Walter Lewin.

pixel Mis 3 preguntas y un pero a Walter Lewin.

Etiquetado con: ,

Un comentario »

  1. [...] José Luis Blanco (@BlogCienciaExpl y ciencia-explicada.com) la oportunidad de hacerle unas preguntas en Barcelona, explica cómo hace sus famosas líneas [...]

Escribe un comentario