El clima y el agua.

Por Lorenzo Hernández • 2 jul, 2007 • Sección: Hablar de Ciencia, Medio Ambiente

el agua clima El clima y el agua.Seguidme por un viaje maravilloso junto al agua. Visitaremos la India, EE.UU. y Gran Bretaña descubriendo cómo el agua nos conecta a todos. Así, descubriremos por qué el agua nos hace sentir bien y qué proporción de agua nos corresponde a cada uno de nosotros.

Vivimos en el planeta agua. El 70% de su superficie se encuentra cubierta de agua. Todos los seres vivos necesitan agua para vivir. En estos momentos doce billones de toneladas flotan literalmente sobre nuestras cabezas.

Este es el elemento que alimenta los fenómenos climáticos del mundo. Si dividiésemos el volumen de agua entre los habitantes del planeta cada uno tocaríamos a un cubo de 46 metros de altura, por la misma anchura e idéntica profundidad. Si realmente todo se repartiese igualitariamente esta sería la proporción del clima que nos correspondería a cada uno. El agua que bebemos es la misma que había en la Tierra antes de que apareciera la vida. Posiblemente ha dado la vuelta al planeta más de 8 millones de veces.

Una de las ciudades que más llueve de Europa es Bergen (Noruega). Es conocida como la ciudad de la lluvia o la Seattle de Europa. Aquí llueve 2 de cada 3 días.

El agua interconecta todos los lugares del mundo. En los océanos discurren corrientes que desplazan el agua por todo nuestro planeta. Sin embargo, en el Atlántico norte fluye la corriente que constituye la correa de transmisión del clima. Se llama corriente Termohalina. Todos los océanos del mundo están interconectados por esta corriente Termohalina. Ésta tarda un milenio en completar su recorrido de más de 110.000 Km. El agua ha podido formar parte de cualquier tipo de clima, desde Escocia hasta el Serengueti.

termohalina 3 El clima y el agua.

Todo empieza en el Polo Norte. A los 2ºC bajo cero el agua marina empieza a congelarse, sin embargo, el hielo está formado por agua dulce, ya que la sal no se congela. El agua salina es más densa y se hunde. Estos millones de toneladas de agua, al hundirse, empiezan a viajar hacia el sur. Este movimiento succiona las aguas tropicales para ocupar ese espacio. Este efecto origina un ciclo oceánico permanente. Esta corriente bordea el cuerno de África y tras un viaje de 500 años empiezan a calentarse. La primera para de la corriente Termohalina se encuentra en el Océano Índico. Y mucho después llega al Pacífico donde realiza una curva y reinicia el ciclo. El agua que cayó en Bergen hace 500 años ahora forma parte de la mayor tormenta del planeta: el Monzón de la India.

Para formar una gota de lluvia dentro de una nube, el vapor de agua se junta con partículas relativamente grandes de polvo y polen que estén en suspensión. El vapor de agua se ve atraído a su superficie. Las diminutas gotas de agua colisionan entre sí adquiriendo mayor tamaño y peso. Se precisa 1 millón de estas gotas para obtener una gota de 2 mm de diámetro. La gravedad se encarga del resto. La lluvia del Monzón trasforma la vida en la India. La lluvia puede hacer que te sientas realmente bien. Cuando el agua cae por el aire, ya sea un aguacero o una cascada las partículas de aire se cargan negativamente formando iones. La carga las imanta y arrastran la suciedad y el polvo al suelo purificando el aire. Cuanto más limpio esté el aire más rápido se distribuye el oxígeno por el organismo y ese es el motivo de que nos sintamos tan bien.

La corriente continúa. Vuelve al Atlántico. La corriente más cálida solo necesita 50 años para volver al punto de inicio. Y ahora formarán nubes en EE.UU. formando, a veces, Huracanes devastadores, como el huracán Mitch, que ha sido el segundo huracán del Atlántico más mortífero de la historia.

 El clima y el agua.

Tras sembrar la destrucción, la misma agua va a formar parte de un parámetro clave del clima británico y europeo. Para ello, hay que seguir la parte más famosa de la corriente Termohalina. Con las aguas cálidas que extrae del golfo de Méjico la corriente Termolhalina origina la corriente del golfo que recorre la totalidad de la costa este norteamericana y después atraviesa el Atlántico en dirección al Reino Unido. Su temperatura supera en 10ºC la del mar que la rodea por lo que caldea el aire que se encuentra sobre ella. Después, los vientos transatlánticos del oeste desplazan todo ese aire húmedo y cálido hacia Europa. Aunque perezca increíble este tremendo río oceánico de aguas templadas confiere a Gran Bretaña e Irlanda el clima húmedo y suave que tanto se aprecia.

La corriente se conoce hace siglos. En las playas de Gran Bretaña, después de una gran tormenta en sudamericana aparecen semillas de unas 20 especies distintas procedentes de sudamericana o etiquetas de objetos. Aunque el clima de Gran Bretaña no sólo se ve afectado por la corriente transoceánica, sino también por vientos que vienen del polo norte o aire cálido tropical y continental en verano.

El agua puede dar la vida o la muerte. El Huracán Mitch deboró todo un país, mientras que el Monzón hace resucitar a la India. El ciclo del agua da vida al clima que dicta nuestras vidas.

Fuente: Documentales BBC (El País).

pixel El clima y el agua.

4 comentarios »

  1. El clima y el agua

    (C&P)Seguidme por un viaje maravillosos junto al agua. Visitaremos la India, EE.UU. o Gran Bretaña descubriendo cómo el agua nos conecta a todos. Así, descubriremos por qué el agua nos hace sentir bien y qué proporción de agua nos corresponde…

  2. cual es la ciencia que se encarga de distribuir agua a todo el planeta

  3. que es
    la distribucion de la fauna en el planeta

  4. [...] viento es protagonista en estos días de huracanes. Después de estudiar el clima y el agua sigamos nuestro viaje por el clima dejándonos empujar por el viento desde una suave brisa hasta la [...]

Escribe un comentario