Hipatia: intolerancia e impotencia.

Por • 17 Oct, 2009 • Sección: Científic@s, Hablar de Ciencia

Efectivamente, fui a ver la película de Amenábar. Lo que más me gustó, el emotivo final. Un final que ya sabía por haber leído algo de Hipatia y, aunque en la película se suaviza su muerte (sí, al final muere) y no se produce a la edad correcta, Amenábar consigue (desde mi punto de vista) crear impotencia al espectador que querría por todos los medios saltar a la pantalla y salvar en el último momento a Hipatia.

En general, la película intenta transmitir tres cosas: el amor por el conocimiento y el pensamiento libre, la intolerancia que desde siempre ha imperado en el ser humano y la sensación de que, en palabras de Amenábar, somos pequeñas hormigas en este vasto universo.

Como he dicho, cuando salí de la sala de cine tuve un sentimiento de impotencia. ¿Por qué? Porque no logras entender cómo por culpa de guerras, conflictos religiosos y ansias de poder se ha perdido la oportunidad de avanzar en el conocimiento. Hipatia deduce la trayectoria elíptica de la Tierra alrededor del Sol y acepta la teoría heliocéntrica de Aristarco de Samos. Eso ocurrió en el siglo IV después de Cristo. Pues bien, Kepler lo demostró en el siglo XVI y aún Galileo en el siglo XVII tuvo que rechazar sus teorías heliocéntricas por la opresión religiosa sobre la ciencia y el pensamiento libre.

Una prueba de que quizás lo único que evolucione en el ser humano sea su conocimiento. Los sentimientos humanos permanecen constantes durante el tiempo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetado con: ,

Un comentario »

  1. Propuesta didáctica para la película ágora:

    http://www.apac-eureka.org/revista/Volumen7/Numero_7_3/G_Borras_2010.pdf

Escribe un comentario